Ver porno solo o acompañado: ¿qué eliges?

Haz una prueba: pregunta en tu círculo más cercano o si quieres también a desconocidos por la calle, allá tú, si ven pelis porno o leen revistas guarrindonguis. Apuesto a que la mayoría habrán puesto cara de indignación en plan ¡OMG! y han negado con la cabeza tan fuerte que ha terminado lesionándose el cuello. Pero la realidad, amigos, es diferente y tú seguro lo sabes. ¿Quién no ha visto una peli caliente por curiosidad o por morbo? Además, en la actualidad es tan fácil tener acceso a contenido pornográfico que solo con teclear en el buscador “porno gratis” o “free porn”, si quieres ampliar la búsqueda traspasando las fronteras, te salen una infinidad de sitios de lo más guarros. Ahora bien, una vez que hayas encontrado tu página de free porn preferida, la cuestión es ¿invito a alguien para hacerme compañía o lo disfruto solo por si me caliento demasiado y me apetece entretenerme en “Petit comité”. Lo cierto es que hay de todo: amigos en plan películas de alta calidad, enriquecedoras con un argumento muy bien definido como “American Pie” que hacen una quedada para  ver juntos un buen meneo, otros que prefieren ver su actriz porno preferida a solas con la luz apagada, la puerta cerrada con llave (por si entra mamá) y por supuesto un paquete de kleenex (que no falte, por favor) y también parejas morbosas que disfrutan ver escenas eróticas o patéticas (depende si lo ves para divertirte o excitarte). En cualquiera de los casos el free porn cobra cada vez más popularidad y es por eso por lo que las páginas porno registran una facturación desorbitada convirtiéndolas en un negocio de lo más rentable. Y no es de extrañar, ya que las visitas que reciben estas páginas ascienden a millones.

Una vez dicho esto, lo único que te queda es elegir qué peli te vas a poner esta noche y con quién la vas a ver.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *