El mercado de las escorts en Barcelona

Hoy hablamos con Soledad, una escorts que trabaja en la capital de Catalunya. Las españolas como yo tienen una gran demanda, ya que con las extranjeras nunca se sabe quién se esconde en las otras habitaciones, si se trata de maridos o protectores que podrían también llegar a robar a los clientes. Soledad ha alquilado un estudio, un alcoba de amor preparada para recibir a sus clientes en los que todo está preparado para crear una atmosfera interesante y apasionada. El alquiler no es un gran problema, ya que con lo que gana puede pagarlo tranquilamente con 3 clientes al mes. Soledad lo ha alquilado para cuatro años, y cuenta con un hombre que lo limpia y se asegura que siempre todo esté en perfecto estado. El ochenta por ciento de sus "amores" es clientela fija, con la que ya ha estrecho casi una relación.

Escorts Barcelona
Escorts Barcelona

Los clientes son de todo tipos, y viene sobre todo de plataforma de Internet (como escorts barcelona o su web gemela escorts barcelona): el más joven, de 25 años, llama siempre al último minuto ( "Por favor, necesito verte, se puede en una hora?"). Mientras que otros, por lo general, programan la reunión con por lo menos una semana de antelación. Hay algunos cliente que la hacen sentir amada: será porque el más viejo ni tiene más de 55 años, y son todos hombres educados y muy cariñosos. Sólo una vez he tenido un encuentro arriesgado con una persona bajo el cuidado de un psiquiátrico. He conseguido salir bien del paso asegurándole, con gran sangre fría, y haciendo hincapié en todos los aspectos positivos de su carácter. Desde entonces, si hablo con alguien que no me convence, no tengo problemas para evitar la cita con cualquier excusa. Y otra regla muy estricta: nunca me acuesto con gente bajo el efecto de algunas drogas (la cocaína es la más difusa). Prefiero perder el cliente a sentirme insegura.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *